Cruzar el Canal de Panamá en un crucero.

Una experiencia distinta que un crucerista puede experimentar.

Canal de Panama

imagen: Wikipedia

Cruzar el Canal de Panamá en un crucero es sin duda una de las sensaciones más atípicas y emocionantes que un crucerista puede experimentar.  Hay tramos del Canal que son muy angostos y los grandes cruceros apenas pueden pasar, algunos van casi rozando los bordes del canal.

De hecho, muchos de los grandes cruceros actuales son demasiados grandes y no pasa por este estrecho Canal y tienen que dar toda la vuelta por el Cabo de Hornos. En los tramos angostos del canal, el barco es guiado por un sistema tirante que está montado en vias de ferrocaril en ambos extramos del canal, que balancea y guia al barco para que quede centrado en el canal. 

 

Otra caracteristica del Canal de Panamá es que está dividida en varias "secciones" de distintos niveles donde para pasar de una seccion a otra, se debe nivelar ambas secciones con el llenado de agua.

Mientras cruza el canal, uno puede disfrutar de los paisajes que ofrece Panamá(imagine que un crucero es tan alto como un edificio de 15 pisos) o ver la operatoria del canal. Cruzar completamente el Canal de Panamá en un crucero puede durar varias horas, ya que el canal mide unos 81 kilometros de largo.

El Canal de Panamá funciona desde el año 1914 y ha sido una vía de tránsito importante para el comercio internacional ya que comunica el Oceano Pacífico con el mar de Caribe. Los barcos acortan tiempo y costo sin tener que dar toda la vuelta por America del Sur.

Aunque el peaje para pasar el Canal no es nada barato.  Hace poco, un crucero de Disney pagó un peaje de 330.000 dólares para poder utilizar el Canal.

Canal de Panama

imagen: Wikipedia